Blanco y negro forman nuestra esencia. Pero puede suceder que el negro domine con tal intensidad que termine desplazando las emociones más escondidas. Como un ser que avanza de puntillas en nuestro interior, la oscuridad se insinúa lenta, tiñendo el alma de un solo color: Negro Absoluto.

Cuando Erika lo ve por primera vez está sola, sentada a la orilla de un canal, perdida en un mundo que es suyo y de nadie más. Dargo es sólo una sombra huidiza, imposible de plasmar; y sin embargo, logra abrir una brecha en su consciencia. A partir de ese momento todo cambia, en ella y alrededor de ella. Tampoco Arjuna, su mejor amigo, seguirá siendo el mismo: oscuros presagios comienzan a asediarlo, atormentándolo en sueños.
Actores ajenos a su papel pero que siguen un guión bien preciso, como en sus “formas” anteriores, viven divididos entre un lejano pasado y una cotidianidad en la que buscan su propio destino. Matías desea crear para sí una nueva existencia; Sofía ambiciona encontrar su sitio en el momento presente, aunque todo la reconduce a su amor perdido. Y por último, Dargo… un espectro, un ser oscuro que se hace cada día más real y tangible. Una sombra que exige venganza.

Entre las sugerentes callejuelas de Treviso, magia, amor y misterio reviven, una vida tras otra, repitiéndose hasta el infinito. Como una obra que nunca termina su puesta en escena.

El libro electrónico:

Edición española

Traducción de Celia Cordero Pérez 

Siga la página de Facebook